Total habitantes del Partido: 23.027 (Censo 2010)
Superficie total: 1135 km²
Ciudad cabecera sobre RN 7, distante a 103 km de CABA
Está ubicada a 23 Km. de San A. de Giles, tiene acceso por el camino de tierra pasando por la localidad de Cucullú.

Otro acceso de asfalto es desde la Ruta Nac. Nº 7 pasando por Carlos Keen, partido de Luján.

Este pueblo hasta 1880 era campo abierto ocupado por vacas criollas. Por el año 1887 se crea el primer tren perteneciente a Federico Lacroze formado por un coche tirado por dos caballos cuyo trayecto era Estación Chacarita- Giles tardando 12 horas su recorrido. En postas intermedias se cambiaban los animales. En 1889 se autoriza a los señores Lorenzo Ruiz y compañía la concesión de la línea férrea.

Don Lorenzo Ruiz donó una parte de sus tierras para una estación ferroviaria. En 1892 llega el tren a vapor con sus enormes máquinas “La Coqueta” y “La Invencible” llamando la atención de los vecinos por el gran progreso.

El 15 de agosto de 1906 se hizo la primera fiesta del pueblo con una misa al aire libre y el altar hecho de ladrillos, llamándose Villa Ruiz en honor al donante.

El 2º domingo de agosto realiza su Fiesta Patronal “Nuestra Señora de la Asunción”, iniciando los actos desde la Capilla construida por sus pobladores allá por los años 1960. Participan en esta Fiesta Patronal la Escuela Nº 10, el Jardín de Infantes, el Club Social y Deportivo, el Círculo Criollo y otras entidades. Posteriormente a estos festejos se preparan para el 4º domingo de octubre la “II Fiesta del Camino Real”, este camino cruza el partido de San Andrés de Giles, fue el camino Real al Alto Perú viniendo desde Luján, pasando por Villa Ruiz y siguiendo a San Antonio de Areco. Infinidad de figuras de nuestra historia patria circularon por este camino; es así que esta fiesta se engalana con el desfile de carruajes históricos.

Villa Ruiz es hoy un pueblo que avanza, que desarrolla actividades económicas tales como la agricultura, ganadería, industrias menores y comercios.

Esta localidad rural ofrece serenidad, frescura, cordialidad, afecto y respeto a sus pobladores y visitantes.